Gracias a Miquel noté un antes y un después. He conseguido ver las cosas desde otra prespectiva y soy más objetivo, eficiente y me siento más tranquilo

Hace un año y medio que inauguré mi nuevo negocio, el GastroBar Can Pericus de Banyoles.

En los últimos meses, mi situación era de incerteza y me veía con pocos conocimientos en la gestión y dirección de mi empresa.

Esto me provocaba nerviosismo e incertidumbre. Tenía poca autoridad con mi equipo de trabajo y muchas dificultades para tomar decisiones.

Mi mayor problema era la falta de tiempo. Esto me impedía ver la realidad de mi negocio y no podía solucionar los problemas de mi día a día.

Emocionalmente hablando, esto me afectaba mucho, tenía muy pocas ganas de ir a trabajar y todo lo veía como un problema más.

Pero todo eso fue antes de que Miquel fuera mi mentor. Noté un antes y un después increíble. Ahora he conseguidover las cosas desde otra perspectiva, soy más objetivo y eficiente. Y lo más importante, estoy y me siento más tranquilo.

Tengo más autoridad, más firmeza y me siento más seguro de mí mismo. Ahora ya no tengo miedo a negociar con mis proveedores y veo en mí un cambio muy positivo, tengo ganas de  mejorar y sé que lo puedo hacer.

Al lado de Miquel he aprendido una gran lección de vida: ¡con disciplina, compromiso  y objetividad todo se puede hacer!