Siempre tiene la pregunta adecuada para que, como si de un “economista espeleólogo” se tratara, encuentres salidas brillantes en las cuevas recónditas de tu mente empresarial.

Antes de contratar los Servicios de Mentoring de Miquel Pino, me sentía algo perdida, me faltaba perspectiva, me desbordaban las situaciones que yo misma iba creando. Tenía síntomas de estrés y tenía preguntas sin respuesta constantes que me creaba incertidumbre.

Emocionalmente me sentía cansada, con falta de motivación. Había entrado en un bucle de ansiedad, tenía dificultad para conciliar el sueño y había perdido la fe en lo que estaba haciendo o en como lo estaba haciendo.

Estaba tomando una dirección que no era la que más me apetecía y no me daba cuenta. Tenía dificultad para delegar, para organizarme, y me faltaba mentalidad empresarial.

Con Miquel lo primero que se me quitó fue el miedo. Tenía a alguien con quien compartir mis dilemas, discutir mis preocupaciones y compartir la toma de decisiones importantes. Empecé a ver las cosas desde otra perspectiva, a afrontar las situaciones con más energía y alegría.

Con él, las cosas difíciles se vuelven sencillas. Siempre tiene la pregunta adecuada para que rescates de tu propia sabiduría interna la respuesta más adecuada y, como si de un “economista espeleólogo” se tratara, encuentra salidas brillantes en las cuevas recónditas de tu mente empresarial.

Lo que más valoro es que he aprendido a saber escuchar, a comunicarme sin barreras; a preguntar a mis clientes, saber con quien quiero trabajar y con quién no; plantear mis condiciones y a respetar lo que es importante para mi; a negociar y llegar a acuerdos que hagan crecer los beneficios de mi empresa.

Me queda un camino interesante por delante, un camino que me apetece descubrir. Ahora veo las cosas mucho más sencillas. Me siento en total confianza con Miquel, y eso hace crecer nuestra relación y nuestro avance. Mis logros son nuestros logros.